Día Mundial por una Internet más Segura: guía de buenas prácticas para nuestra actividad online

El Safer Internet Day se celebra el segundo día, de la segunda semana del segundo mes del año y busca promover un uso positivo de las tecnologías digitales. 

Cómo estar seguro en Internet?

Como sabéis desde Kidcode hacemos mucho hincapié en desarrollar nuestras capacidades a través de la tecnología.

Internet nos proporciona más oportunidades que nunca para crear, aprender, comunicarnos, comprar, trabajar, jugar… pero como todo en la vida, conlleva sus riesgos. 

Y por extraño que parezca, no todos los riesgos y amenazas de Internet vienen de fuera. Nuestro propio comportamiento puede suponer un riesgo para nosotros o para los demás.

Por eso, en el Día Internacional por una Internet Segura queremos recordaros una serie de buenas prácticas para que todos nos sintamos más seguros cuando nos encontramos en línea.

Recomendaciones básicas de seguridad en Internet

Es indudable que cada vez realizamos más actividades que dependen de Internet. Tanto es así, que apenas somos conscientes de cómo han cambiado nuestros hábitos de consumo, trabajo o comunicación. Sin embargo, cualquier dispositivo que esté conectado a Internet es vulnerable a sufrir un ataque y es nuestra responsabilidad informarnos para prevenirlo para no sufrir las consecuencias. Estas son las recomendaciones básicas para protegernos a nosotros y a nuestros equipos en Internet:

Hay una serie de precauciones que conciernen a nuestros equipos informáticos y que son sencillas de realizar:

  • Instalar un Antivirus y Antimalware en nuestro ordenador y en nuestro móvil.  Avast es una buena opción.
  • Tapar la cámara del portátil, webcam o teléfono móvil salvo cuando vayamos a hacer una videoconferencia.

Otras acciones dependen más de nuestra conducta y conocimiento de Internet:

  • Contraseñas: crear contraseñas seguras, más de 8 dígitos alfanuméricas. Aprender a usar un gestor de contraseñas como LastPass, que nos ayude encriptarlas y generarlas. No repetir contraseñas de un sitio a otro ni memorizarlas en el navegador.
  • Siempre que podamos, navegar en modo incógnito.
  • No usar nunca redes wifi públicas o si es necesario no acceder a nada personal. 
  • Usar pseudónimos en redes sociales.

Responsabilidad y sentido crítico

Muchas veces somos nosotros mismos quienes, sin querer, facilitamos que nos descarguen un virus u obtengan nuestros datos de modo fraudulento. Debemos usar nuestro sentido crítico y ante la duda, desconfiar. Para evitar que nos engañen es recomendable:

  • Navegar siempre en las webs oficiales y sitios seguros. Fijarse en la barra de navegación si la url empieza por https: la “s” indica que se trata de un sitio seguro y que está encriptando nuestra información. 
  • Cerrar siempre las sesiones de usuario de las webs que utilicemos: correo electrónico, redes sociales, etc. Sobre todo cuando compartimos ordenador.
  • No hacer nunca clic en anuncios con promesas poco creíbles ya que muchos de ellos son malintencionados u ocultan estafas.
  • No facilitar nunca nuestros datos personales por email: número de cuenta, tarjeta de crédito, dni, etc. 
  • No contestar a emails cuya procedencia parezca sospechosa. Hay que fijarse bien la dirección de correo de la que provienen, faltas de ortografía en el texto, logos mal utilizados…

Educar a nuestros hijos en el uso responsable de Internet

Cada vez nuestros hijos empiezan a usar dispositivos conectados a Internet a edades más tempranas, bien sea móvil, ordenador, videoconsolas, etc.

Preparar los dispositivos mediante control parental es un buen punto de partida. En este artículo podrás ver cómo configurarlo en tu PC y o en tu tablet Android.

Y si tu dispositivo es un iPad puedes verlo aquí o en la web de Apple.

Aunque sin duda lo más importante es supervisar el comportamiento de nuestros hijos y educarles en buenas prácticas en Internet. 

Cómo educar a los hijos para ser responsables en Internet

  • Definir unas normas de uso: cuánto tiempo pueden usar el dispositivo, en qué momento pueden hacerlo y para qué lo pueden usar.
  • Crear una cuenta  de usuario para nuestro hijo o hija en el dispositivo vaya  a usar. El resto de cuentas de usuario protegerlas con contraseña.
  • Mostrar interés por las apps y webs que usa nuestro hijo. Comprobar si son adecuadas para su edad. Aunque hayamos configurado el control parental siempre es recomendable saber qué utiliza.
  • Hacer búsquedas seguras: si nuestro hijo realiza búsquedas en Google por su cuenta podemos configurar la “búsqueda segura“. También se puede restringir el uso de Youtube
  • Fijarse en la edad recomendada: tanto los juegos como las apps o las películas suelen venir acompañados de una recomendación de edad. Por regla general, las redes sociales no admiten usuarios menores de 14 años. Pero existen redes sociales especialmente diseñadas para niños.
  • Acostumbrar a nuestros hijos a conectarse a internet en zonas comunes de la casa. Espacios que comparta toda la familia y sea fácil supervisar su actividad. 
  • Indicarles que no pueden hacer compras sin autorización (esto también se configura en el control parental).
  • Hablar con los hermanos mayores para que sean conscientes de lo que enseñan a los pequeños. Darles esa responsabilidad les hará ser más prudentes con su propio comportamiento.

Y para acabar un poco de "Netiqueta". Las normas del buen ciudadano digital.

Antes que nada, recordar a nuestros hijos que no compartan información personal con nadie.

Animarlos a tener comunicación solo con personas que conozcan de su vida real: amigos y familia.

Ayudarlos a configurar los ajustes de privacidad de las redes sociales o juegos que usen. Muchos vienen públicos por defecto. 

Ser amables en Internet. Nunca ser groseros ni desagradables aunque parezca un juego.

Enseñarles a descargar productos digitales únicamente en las webs oficiales para evitar riesgos.

Ayudarlos a entender las diferentes plataformas que utilizan. También a identificar las fuentes de información antes de creerse o compartir una noticia.

Animarlos a preguntar o pedir ayuda cuando algo parezca sospechoso o dañino, incluso si no les afecta directamente a ellos.

Para nosotros es un placer acompañarte en este viaje. Nuestra misión es ayudarte a cambiar el mundo con tus fortalezas. La formación y la tecnología son tus mejores aliadas.

Si buscas asesoramiento o quieres resolver alguna duda, llámanos sin compromiso al 886 142 469 o escríbenos a info@kidcode.es. Estaremos encantados de atenderte. 

 

 

 

error: Content is protected !!