Todo un curso por delante para aprender a innovar

Grupo de niños aprendiendo tecnología en Kidcode

Con el comienzo del curso escolar vuelven las decisiones sobre qué actividad extraescolar elegir para nuestros hijos. Para las familias, no sólo supone un esfuerzo económico y logístico sino también una responsabilidad a la hora de elegir algo que motive a nuestros hijos. Pero entre deporte, inglés, música… ¿cómo podemos ayudar a nuestros hijos a explorar sus intereses sin ocupar todo su tiempo libre?

La tecnología como excusa para descubrir el mundo

En Kidcode pensamos que lo más importante a lo largo del desarrollo de un niño es conseguir que se emocione aprendiendo. Y a la vez, que refuerce la confianza en sí mismo, en sus ideas y su capacidad para llevarlas a cabo.

Nosotros usamos la ciencia y la tecnología para que aprendan cómo funciona el mundo pero también para que descubran qué les gusta y qué se les da mejor. Y además les acompañamos para que ganen autonomía para guiar su propio aprendizaje en función de sus intereses.

De esta manera, a través de desafíos gamificados, nuestros hijos trabajan la creatividad, la resolución de problemas y los procesos de diseño mientras aprenden programación, robótica, impresión 3D y muchas otras herramientas.

Enseñar tecnología nos permite aportar a los jóvenes una variedad de experiencias y una toma de contacto progresiva con dispositivos que les son cada vez más familiares. Aprenden a hacer un uso responsable de ordenadores, tablets e internet así como del consumo de contenidos digitales. De hecho, desde Kidcode fomentamos que su interés por la tecnología los anime a convertirse en «creadores» y no sólo «consumidores» de tecnología.

¿Qué edad es adecuada para que mi hijo empiece en robótica?

La extraescolar de Kidcode está disponible a partir de los 5 años. Aunque a estas edades tienen un contacto muy limitado con la tecnología. Fomentamos el juego colaborativo, la resolución de problemas, la creatividad y el pensamiento lógico para que asienten conceptos básicos antes de empezar a utilizar herramientas tecnológicas.

A medida que crecen, trabajan con más materiales que nos permiten trasladarles conocimientos de matemáticas y física, geometría, geografía, biología, literatura… además de contextos de uso que puedan entender. De esta manera van adquiriendo cultura científico-tecnológica y vamos conociendo sus preferencias a la hora de abordar proyectos.

Acompañando a los padres en la toma de decisiones

Como parte de nuestra metodología, en Kidcode hacemos un seguimiento personalizado de las actividades que realizan nuestros alumnos, para detectar sus inclinaciones, sus habilidades y su tendencia natural dentro del grupo. Poco a poco, elaboramos un perfil basado en datos objetivos que pueda ayudar a sus padres a la hora de decidir qué priorizar en la educación de su hijo o hija.

¿Hasta qué edad pueden apuntarse en robótica?

En Kidcode disponemos de docentes de alto nivel formativo, para no haya un techo en el aprendizaje. Acompañamos a nuestros alumnos hasta los 17 años, proponiéndoles variantes de la extraescolar más especializadas en función de sus intereses. A partir de los 13 años pueden hacer más hincapié en la parte de electro-mecánica y robótica o especializarse en creación de producto digital (audiovisual, apps, videojuegos, etc, que incorporan conocimientos de marketing y emprendimiento.).

Un referente en tecnología y nuevos perfiles profesionales

En Kidcode desarrollamos proyectos y formaciones para empresas de diferentes sectores industriales y conocemos muy bien la demanda de nuevos perfiles tecnológicos. Por eso, a lo largo de la extraescolar ayudamos a nuestros alumnos a identificar los perfiles profesionales que se corresponden con sus preferencias y los estudios que pueden realizar para llegar a ellos.

Para nosotros la tecnología ha de ser una herramienta para facilitar nuestro trabajo y potenciar nuestras habilidades, sea cual sea nuestra profesión. No todos seremos tecnológos, pero todos seremos usuarios de tecnología. Por eso es muy importante adquirir una cultura y destrezas básicas que nos permitan en el futuro incorporarnos al mercado laboral y encontrar aquella profesión que nos hace felices.

Recommended Posts